domingo, 3 de agosto de 2008

CREMA DE AVELLANAS

La maravillosa "nocilla" de toda la vida, de la que se comia con el dedo, mas que untarla en el pan, la que nos proporcionaba unos maravillosos vasos par tomar limonada, la que siempre estaba en los estantes mas altos de la cocina, la que pasados los años perdura en las preferencias de los mas pequeños, o no tanto; resulta que es una receta de lo mas sencillo.
Estaba con mis sobrinos Anxo y Sofia, que como estoy de vacaciones me toca quedarme de canguro algunas muchas veces, y veo que Ana, su madre, les da de merendar pan con una pasta que aunque diferente, se me hace familiar. Al preguntarle que era me dice que es crema de avellanas hecha por ella y me explica como se prepara.
Cogemos un buen monton de avellanas peladas y las molemos, el molinillo del cafe sirve perfectamente notando casi al instante la nueva testura que adopta, la mezclamos con azucar o cualquier otro edulcorante, mantequilla, cacao al gusto, y sorpresa, lista para saborearla.
De igual manera podemos añadirle un poco de nata liquida si está muy expesa o sustituir las avellanas por cacahuetes, pistachos o almendras consiguiendo una crema igual de deliciosa pero en distintas versiones.

"Las cosas mas sencillas siempre suelen tener exito"

5 comentarios:

cristobal dijo...

¿Engorda?

cristobal dijo...

¿Engorda?

nenu dijo...

Esa mítica crema de avellanas (de marcas conocidas y otras no tanto) alimentaron muchas tardes de juegos en la calle de mi generación. Ahora habría que servirla "ligth" por eso de que los niño sólo juegan con la consola.

Buen post!!!

telmo dijo...

Supongo que si engorda, pero si en lugar de azucar le pones sacarina, por ejemplo, supongo que las calorias disminuyen
.De todas formas si está bueno que importa todo dea por un momentito de disfrute culinario.

telmo dijo...

Gravcias por tu comentario Nenu, espero que nos sigas visitando
Salu2